Sin categoría

Estudio científico concluye que los cultivos transgénicos han reducido los impactos de la agricultura sobre la biodiversidad.

El impacto potencial de los cultivos genéticamente modificados (GM), popularmente conocidos como transgénicos, en la biodiversidad, ha sido un tema de interés general así como también en el contexto de la Convención sobre Diversidad Biológica. En términos generales, la biodiversidad considera aspectos a nivel de genes, especies y ecosistemas, los cuales están involucrados en la producción agrícola.

Después de quince años de cultivo comercial, hoy existe una extensa literatura científica que aborda los potenciales impactos de los cultivos transgénicos en el medio ambiente. En este contexto, a principios del 2011 se ha publicado una revisión bibliográfica sobre los cultivos GM y la biodiversidad teniendo en cuenta los potenciales impactos a nivel de los cultivos, de las granjas y del medio ambiente.

De esta forma, la revisión cubre los posibles impactos de la introducción de cultivos GM en la diversidad de cultivos, los organismos no objetivo del suelo, las malezas, el uso del suelo, organismos no objetivo sobre el suelo y en la eliminación de plagas en toda un área determinada. El énfasis de la revisión es en publicaciones científicas que presentan mediciones directas de los impactos sobre la biodiversidad. Además, los posibles impactos a partir de los cambios en las prácticas de manejo, tales como la labranza y el uso de plaguicidas, también se discuten para complementar la literatura con mediciones directas. El enfoque de la revisión es en tecnologías que han sido comercializadas en algún lugar del mundo.

El estudio concluye que los cultivos GM comercializados en la actualidad han reducido los impactos de la agricultura sobre la biodiversidad, a través de la reducción del arado (adopción de técnicas de labranza mínima), la disminución del uso de agroquímicos (reducción de 393 millones de kilos de principio activo en el consumo de plaguicidas entre 1996-2009, un ahorro del 9% en comparación a la agricultura “convencional”), y la utilización de herbicidas menos tóxicos en comparación a la agricultura “convencional”, aumentado los rendimientos de producción, y así evitando la deforestación para convertir más tierras en suelos agrícolas.

La conclusión general es que los cultivos GM han contribuido significativamente a convertir la agricultura en una actividad más sustentable desde el punto de vista ambiental.

Puedes acceder al documento de forma gratuita siguiendo el siguiente link

Compartir

Comments are closed.