Noticias Chilebio

Científicos secuencian genomas del naranjo y el mandarino con el propósito de mejorarlos genéticamente.

Un equipo científico internacional logró secuenciar por primera vez los genomas del naranjo (Citrus sinensis) y el mandarino (Citrus reticulata), lo que a futuro podría ayudar con el mejoramiento genético de éstos en la lucha contra enfermedades como el Huanglongbing (HLB) o enverdecimiento de los cítricos, consta en una nota de la Universidad de Florida cuyos representantes lideraron esa investigación.

El genoma del mandarino fue secuenciado a partir de células haploides, es decir, las que tienen un solo juego de cromosomas, un método más costoso pero de mejor calidad. “Para nosotros eso significa poder leer fragmentos más largos, como si tuviéramos que ensamblar un puzle de un millón de piezas en lugar de 25 millones”, explicó Fred Gmitter, uno de los autores de ese estudio que se prolongó por cuatro años. Sus resultados se anunciaron en un foro científico que tuvo lugar el pasado fin de semana en San Diego, California.

La investigación podrá “acelerar el descubrimiento de soluciones innovadoras para un sinfín de enfermedades que amenazan a la producción de cítricos”, afirmó Dan Gunter, un experto de la industria citrícola que sólo en el estado de Florida factura 9.000 millones de dólares.

Representantes del sector confían en que el nuevo estudio va a facilitar la lucha contra el HLB, o enverdecimiento de los cítricos, una enfermedad bacteriana que hace a los árboles producir frutos deformes, amargos, incomestibles. Esta plaga ya causó estragos en varias regiones citrícolas del planeta.

Fuente: AT Citrus

Compartir
Artículos relacionados
Desarrollar una planta transgénica cuesta en promedio 136 millones de dólares y toma más de 13 años.
Presidente de Uganda apoya ley para cultivo comercial de transgénicos
Maíz transgénico llega al 65% de la cosecha en Brasil.

Comments are closed.