Noticias Chilebio

Recomiendan los cultivos transgénicos como elemento clave para el desarrollo de la agricultura en EEUU.

La innovación en la agricultura ha permitido mantener una abundancia de alimentos a bajo costo gracias al éxito de la Revolución Verde a mediados del siglo veinte, la cual trajo la industrialización y los cereales de alto rendimiento a muchos países en desarrollo.

Sin embargo, una población mundial próspera duplicará la demanda de alimentos para el año 2050, y al mismo tiempo la agricultura enfrenta desafíos sin precedentes relacionados al cambio climático, los altos precios del petróleo, y los crecientes costos de la tierra y el agua.

En su gira por Asia en noviembre, el presidente Obama anunció que los EE.UU. y la India crearían una asociación para “provocar una segunda y más sostenible Revolución Verde”.

Esta intención de mejorar la productividad agrícola mundial y extender la seguridad alimentaria fue bien recibida por el ex Científico Jefe y Subsecretario de Investigación, Educación y Economía del Departamento de Agricultura de EE.UU., Gale A. Buchanan. “Si el plan del presidente es tener un impacto verdadero y revolucionario, entonces tiene que aprovechar el valor de los organismos transgénicos”, dijo Buchanan en un discurso realizado en Sigma Xi el pasado noviembre en el simposio “Inocuidad Alimentaria y Seguridad: Ciencia y Política”.

Buchanan agregó: “El mundo tiene que aceptar los cultivos transgénicos, sino no se reconocería uno de los descubrimientos más importantes del siglo 21 “. Además puntualizó que “Si queremos hacer frente a los problemas que afectan el bienestar de nuestro planeta, tenemos que ser mucho más visionarios”. Y volvió a resaltar la importancia de la biotecnología agrícola “La genética clásica y el fitomejoramiento han desempeñado un papel importante en la primera Revolución Verde y seguirán siendo necesarias, sin embargo la biotecnología agrícola y los organismos genéticamente modificados desempeñarán un papel cada vez más importante en las futuras revoluciones verdes”.

Además, Buchanan trazó varios ejemplos de cómo los cultivos genéticamente modificados podrían ayudar a hacer frente a los problemas actuales de la agricultura mundial. Entre ellos citó los publicados el pasado mes de enero por el Consejo de Ciencia y Tecnología Agrícola (CAST) presidido por Buchanan:

1.- Convertir de manera más eficiente la energía del sol (cambio del tipo de fotosíntesis, C3 a C4)
2.- mejorar la fijación de nitrógeno
3.- producir semillas sin fertilización del polen (apomixis)
4.- tolerar el calor, la sequía y la salinidad
5.- mayor resistencia a plagas y enfermedades
6.- aumentar las capacidades de las plantas para captar la luz
7.- producción de biocombustibles

Fuente: Scientific American

Compartir
Artículos relacionados
Científicos desarrollan arroz transgénico que puede crecer en condiciones de alta salinidad.
México autoriza primera siembra piloto de maíz transgénico.
Quote

Comments are closed.