Noticias Chilebio

FAO advierte de que si no se producen más alimentos los consumidores pagarán las consecuencias.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha hecho hincapié en que la factura por la importación de alimentos a nivel internacional podría superar la barrera del billón de dólares en 2010, una situación que llevaría a una fuerte subida los precios de los productos básicos obligando a los consumidores a pagar las consecuencias de esta situación.

En la edición de Noviembre 2010 del informe Perspectivas Alimentarias, la Organización de la ONU lanzó igualmente una advertencia a la comunidad internacional para que se prepare para tiempos difíciles a menos que la producción de los principales cultivos alimentarios se incremente de forma significativa en 2011.
Pasar la barrera del billón de dólares significa que la factura mundial por importación de alimentos llegará a un nivel que no se veía desde que los precios alimentarios alcanzaron sus niveles récord en 2008. En este marco, es de vital importancia el volumen de cosechas del próximo año ya que marcará la pauta de estabilidad en los mercados internacionales.

Los incrementos de precios que han sufrido la mayor parte de los productos básicos agrícolas en los últimos seis meses se deben a una combinación de factores, en especial a déficits inesperados en el suministro causados por eventos meteorológicos desfavorables, decisiones políticas de algunos países exportadores y fluctuaciones en los mercados de divisas.
Los precios internacionales podrían elevarse aún más si la producción no se incrementa el año próximo de forma importante, en especial el maíz, la soja y el trigo, según el informe. Incluso el precio del arroz, cuyo suministro para la FAO es más abundante que el de otros cereales, puede verse afectado si los precios de otros cultivos alimentarios importantes continúan subiendo.
Ante este reto, la FAO ha defendido con en numerosas ocasiones el desarrollo de nuevas variedades modificadas genéticamente para poder hacer frente a estos retos. En su último estudio titulado Segundo Informe del estado de los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura en el mundo se reconocía que el 50 % del incremento en el rendimiento de los cultivos en los últimos años es consecuencia de las nuevas variedades de semillas.
Si quieres acceder al informe FAO sigue el siguiente link

Fuente: http://fundacion-antama.org

Compartir
Artículos relacionados
En más de la mitad de las tierras de cultivo de EEUU se utilizan semillas transgénicas.
En Brasil desarrollan la primera caña de azúcar transgénica.
Científicos alemanes se ofrecen a debatir sobre transgénicos con Greenpeace.

Comments are closed.