Considerando diversos estudios de análisis y evaluación comparativos, los productos de la biotecnología agrícola ofrecen beneficios a los agricultores y consumidores generando ventajas económicas, sociales y ambientales. Los cultivos transgénicos comerciales han permitido aumentar la productividad, competitividad y sustentabilidad de las prácticas agrícolas, reduciendo el impacto de la agricultura sobre el medio ambiente, incrementando la seguridad alimentaria y ofreciendo productos de mayor calidad a los consumidores. Además, el uso de cultivos transgénicos ha fomentado la innovación y desarrollo para enfrentar los problemas reales de la agricultura y los consumidores.

Productividad

Un meta-análisis llevado a cabo por Klumper y Qaim (2014) en base a 147 estudios sobre cultivos transgénicos publicados durante los últimos 20 años en revistas científicas, informó sobre los impactos de la soja, el maíz y el algodón transgénicos en el rendimiento de los cultivos, el uso de productos fitosanitarios y sobre las ganancias de los agricultores. La conclusioones del estudio en base a los promedios obtenidos fueron:

  • La adopción de variedades transgénicas ha permitido reducir el uso de plaguicidas en un 37%.
  • Ha habido un aumento del 22% en el rendimiento de los cultivos debido a las menores pérdidas por el ataque de insectos y al control más eficiente de las malezas.
  • Se ha incrementado las ganancias de los agricultores en un 68%.

Referencia: Klümper W, Qaim M. 2014. A meta-analysis of the impacts of genetically modified crops. PLoS One. 9(11):e111629.

La creciente evidencia muestra que la biotecnología agrícola ha beneficiado a los agricultores, especialmente en los países en vías de desarrollo, mejorando los rendimientos de los cultivos y las ganancias económicas. Como ejemplo, 49 publicaciones científicas dan cuenta de 168 encuestas realizadas a cientos de agricultores alrededor del mundo, donde un 74% de estas indica un impacto positivo sobre los rendimientos y un 72% señala un impacto positivo de los cultivos transgénicos en los resultados económicos de los agricultores (Carpenter 2010).

Referencia: Carpenter JE. 2010. Peer-reviewed surveys indicate positive impact of commercialized GM crops. Nat Biotechnol. 28(4):319-21.

Medio Ambiente

  • Reducción en la aplicación de insecticidas/herbicidas. La reducción del consumo de productos fitosanitarios acumulada entre 1996 y 2013 se cifra en 550 millones de kilos de ingrediente activo, lo que equivale a una disminución del 8,6% del uso de estos productos y a una disminución del 19% del impacto ambiental en comparación a la actividad agrícola tradicional sin uso de biotecnología.
  • Reducción de la erosión y retención de agua del suelo. Aquellos cultivos transgénicos que tienen la característica de ser tolerantes a herbicidas optimizan las prácticas agrícolas y así facilitan la adopción de sistemas de producción que minimizan o llevan a cero la necesidad del arado, como la cero labranza, lo que conlleva a una reducción de la erosión y a la retención de agua en el suelo.
  • Reducción de la emisión de gases de efecto invernadero. Debido a la reducción del uso de combustibles fósiles por el menor uso de maquinaria para aplicar una menor cantidad de productos fitosanitarios, y a su vez al empleo de métodos de cero labranza, en 2013 la reducción de emisiones de CO2 a la atsmósfera equivalió a 28.000 millones de kilos aprox., lo que equivale a la emisión de 12,4 millones de vehículos durante un año completo.
  • Conservación de la biodiversidad Entre 1996-2013, en comparación con los cultivos convencionales, los cultivos transgénicos permitieron producir un adicional de 274 millones de toneladas de maíz, 138 millones de toneladas de soja, 21,7 millones de toneladas de fibra de algodón, 8 millones de toneladas extras de canola. Sólo en Estado Unidos y Canadá produjeron un extra de 760.000 toneladas de remolacha azucarera en el mismo periodo. Para obtener la misma cantidad extra con cultivos convencionales hubiera sido necesarias 141 millones de hectáreas adicionales. Probablemente, bosques y selvas ricos en biodiversidad hubieran tenido que ser talados para esto.

Referencia: Brookes G, Barfoot P. 2015. Environmental impacts of genetically modified (GM) crop use 1996-2013: impacts on pesticide use and carbon emissions. GM Crops Food. 11:0.

Consumidores

Los consumidores de ven beneficiados ya que los alimentos derivados de los cultivos transgénicos son los alimentos más estudiados en la historia de la humanidad, con lo que se asegura su seguridad. A diferencia de otros cultivos y alimentos, los transgénicos pueden ser utilizados para siembra y/o consumo sólo despues de haber pasado exitosamente un análisis de riesgo en base a ciencia llevado a cabo por las autoridades de los países.

Existen varios ejemplos de alimentos obtenidos por “métodos tradicionales de mejoramiento vegetal” (no transgénicos) que resultaron ser dañinos para la salud pero que no fueron evaluados antes de salir al mercado. Entre otros, está la toxicidad comprobada de la papa lenape, la cual presentaba elevados niveles de glicoalcaloides (producen irritación del tracto gastrointestinal, úlceras y hemorragias; pueden afectar al sistema nervioso central; dosis muy elevadas podrían llegar incluso a producir la muerte por parálisis respiratoria) y fue obtenida por cruce con una variedad de los Andes peruanos. Esta papa fue retirada del mercado por el USDA, no obstante fue utilizada para desarrollar otras 13 variedades de papas. A fines de los años 80, una variedad de apio resistente a insectos causó serios problemas dermatológicos a los agricultores debido a su concentración de 6.200 ppb de psoralenos (agentes cancerígenos) en comparación con las 800 ppb que contiene un apio “normal”.

A diferencia de los transgénicos, ninguno de estos alimentos fue objeto de pruebas obligatorias antes de que fueran introducidos en la cadena alimenticia, ni tampoco ahora son objeto de ninguna regulación. Si hoy se exigieran para los cultivos tradicionales los actuales estándares reguladores impuestos sobre los cultivos  transgénicos y sus alimentos derivados, la mayoría de ellos no cumpliría con sus requerimientos.