El salmón transgénico de rápido crecimiento sale a la venta en Canadá

Han tardado 25 años en llegar allí, pero después de repetidas controversias y mucha oposición de los ambientalistas, los salmones genéticamente modificados han llegado al mercado.

La empresa AquaBounty Technologies en Maynard, Massachusetts, anunció la semana pasada que ha vendido alrededor de 4,5 toneladas de filetes de salmón GM a clientes no identificados en Canadá – donde las autoridades el año pasado dieron la aprobación para que los productos se vendan como alimento.

“La venta y las discusiones con compradores potenciales demuestran claramente que los clientes quieren nuestros pescados, y esperamos aumentar nuestra capacidad de producción para satisfacer la demanda”, dijo Ronald Stotish, presidente ejecutivo de AquaBounty, en un comunicado.

El salmón atlántico diseñado está modificado con un gen de la hormona del crecimiento del salmón chinook que los hace crecer mucho más rápido que el salmón estándar. Y un segundo gen añadido de un abadejo del océano que acelera el crecimiento manteniendo el gen de la hormona de crecimiento activado permanentemente. AquaBounty afirma que el salmón crece dos veces más rápido que el salmón típico y consume de 20% a 25% menos alimento por gramo de carne nueva – lo cual reduce la huella ecológica.

La inserción de los 2 nuevos genes le permite al salmón GM crecer hasta el tamaño del mercado en 16-18 meses en lugar de tres años como el salmón atlántico tradicional.

Pero el salmón, el primer animal transgénico para consumo humano que sale a la venta en el mundo, ha enfrentado una fuerte oposición por parte de grupos ambientalistas que temen que si escapan de los tanques donde se crían en la Isla del Príncipe Eduardo en el este de Canadá, afectarán los ecosistemas naturales al reproducirse con el salmón nativo. La compañía dice que esto es muy improbable porque solo se usan peces hembras estériles.

[Recomendado: Previniendo el escape de salmones transgénicos]

En Estados Unidos, el salmón fue liberado para la venta a finales de 2015, pero su debut en el mercado se ha estancado por los argumentos sobre cómo debe ser etiquetado. Por ahora el salmón se está vendiendo en Canadá y otras especies pueden eventualmente seguirlo hacia el mercado.