14 países africanos están realizando ensayos de campo con cultivos transgénicos

África ha sido reacia en el pasado a adoptar la tecnología de alimentos genéticamente modificados (GM), o transgénicos, para la producción de cultivos, pero eso está cambiando según Steven E. Cerier, un economista internacional que escribe para Genetic Literacy Project. Los acontecimientos recientes sugieren que muchos países africanos están dispuestos a superar la oposición nacional e internacional a la tecnología GM, adoptándola como una forma de impulsar su sector agrícola.

Sólo tres países africanos (Burkina Faso, Sudán y Sudáfrica) permiten el cultivo comercial de algodón Bt, y además, Sudáfrica produce maíz y soya GM comercialmente – anteriormente Egipto cultivo maíz GM a nivel comercial por un periodo de tiempo.

Los opositores a los transgénicos de países desarrollados han instado a los países africanos a no comercializar los cultivos transgénicos, diciendo que “pondrá a su sector agrícola en manos de grandes empresas agropecuarias multinacionales, dañará la biodiversidad, dañará a los pequeños agricultores y expondrá a las personas a potenciales riesgos para la salud por el consumo de alimentos transgénicos”.

Los cultivos transgénicos son tan seguros como los cultivos convencionales, según la Sociedad Internacional de Científicos Africanos (ISAS). ISAS desde 2001 ha dicho que “la biotecnología agrícola representa una gran oportunidad para mejorar la producción de cultivos alimentarios, cultivos comerciales y otros productos agrícolas en África y otras naciones en desarrollo”.

Por otra parte, las Academias de Ciencias de Camerún, Etiopía, Ghana, Kenya, Mozambique, Nigeria, Senegal, Sudáfrica, Sudán, Tanzania, Uganda y Zimbabwe firmaron en 2013 un documento común donde reconocen que la “la biotecnología [agrícola] puede ser una poderosa herramienta de desarrollo para abordar los problemas alimentarios, sanitarios y ambientales del continente africano” y que “los gobiernos africanos deben adoptar medidas agresivas para adoptar la biotecnología moderna y tradicional como herramientas y opciones prácticas para el desarrollo de África.”

En este contexto de apoyo científico y técnico en el continente, ya son 14 los países africanos que realizan pruebas con cultivos transgénicos dirigidos a sus realidades agrícolas nacionales:

Burkina Faso

Burkina Faso siembra comercialmente algodón Bt desde 2008. Actualmente realizan trabajos experimentales con caupí y algodón Bt, y sorgo biofortificado.

Camerún

Camerún llevó a cabo sus primeros ensayos de campo con algodón Bt en 2012. Se espera que un segundo ensayo que se está llevando a cabo en tres lugares se complete en 2018.

Egipto

Egipto cultivo maíz Bt comercialmente desde 2008 a 2012, sin embargo por motivos políticos se puso la siembra comercial en espera a una revisión del Gobierno – influenciada por la publicación del estudio de Séralini de 2012, que mencionaba supuesto riesgo de cáncer por consumos del maíz Bt. Este estudio fue cuestionado ampliamente por la comunidad científica internacional y posteriormente retractado en 2013.

Desde entonces Egipto ha seguido su trabajo con cultivos transgénicos experimentales de maíz (resistente a insectos), algodón (tolerante a salinidad), trigo (tolerante a sequía/salinidad, y resistente a hongos), además de desarrollar resistencia a virus en papa, plátano, pepino, melón, calabaza y tomate.

Etiopía

Etiopía revisó su Ley de Bioseguridad en 2015 para permitir pruebas de campo con algodón Bt en 7 localidades. Estas pruebas están concluyendo, y el cultivo comercial  de algodón Bt se espera que comience en 2018.

Ghana

Ghana está llevando a cabo pruebas de campo con caupí y algodón Bt, arroz tolerante a salinidad y sequía y con uso eficiente de nitrógeno, y camote biofortificado. Los ensayos se completarán en 2018. Si se logran con éxito, se espera que el gobierno permita que los agricultores los utilicen comercialmente. El gobierno aprobó una ley de bioseguridad en 2011.

“Con estas directrices, Ghana puede ser un modelo en África. Estamos diciéndole al mundo, y a los ghaneses, que hemos abierto la puerta y estamos listos para recibir y considerar aplicaciones para el uso de transgénicos”, dijo Eric Okoree, director de la Autoridad Nacional de Bioseguridad de Ghana. Las directrices para la liberación comercial de transgénicos se publicaron en diciembre.

El poroto (frijol) es un importante cultivo alimenticio en el África subsahariana, pero los rendimientos a menudo se reducen en más del 80% debido a plagas y enfermedades, según la agencia estatal australiana CSIRO.

Kenia

El 21 de febrero, el gobierno de Kenia parecía invertir su oposición a los cultivos transgénicos cuando indicó que aprobaría la comercialización del algodón Bt. “Estamos totalmente a la zaga de las soluciones nacionales a la inseguridad alimentaria y por lo tanto apoyamos la investigación biotecnológica local”, dijo Noor Mohammed, presidente de la Comisión Parlamentaria de Agricultura, Ganadería y Cooperativas. “La investigación y los ensayos sobre otros cultivos como el maíz, el camote y yuca resistente a virus deben continuar sin obstáculos”. También afirmó que el gobierno debería levantar su prohibición de importación de transgénicos de 2012.

Malawi

Malawi está realizando ensayos de campo con plátano resistente a enfermedades, caupí Bt y algodón Bt. En la mayoría de los países desarrollados, los plátanos son un producto agrícola muy importante. Después del arroz, el trigo y la leche, son el cuarto alimento más valioso. En las exportaciones, los plátanos ocupan el cuarto lugar entre todos los productos agrícolas y son los más significativos de todos los frutos, según The American Phytopathological Society.

Mozambique

Mozambique plantó su primer ensayo de campo confinado con maíz transgénico tolerante a sequía en febrero de 2017.

Nigeria

Nigeria ha estado rezagada en el desarrollo de transgénicos, pero podría emerger como un líder en el desarrollo agro-biotecnológico africano dos años después de aprobar un histórico proyecto de ley de bioseguridad. Se están realizando pruebas de campo para cuatro cultivos transgénicos: algodón Bt; caupí Bt; sorgo fortificado en hierro, zinc, aminoácidos y betacaroteno; y arroz con uso eficiente del nitrógeno y tolerante a sequía y salinidad. Si los ensayos son exitosos, el gobierno espera comercializar estos cultivos en un plazo de dos años.

También han sido aprobados ensayos para maíz Bt, y el gobierno quiere que la producción comercial comience dentro de cinco años. Además, se están realizando investigaciones con yuca fortificada en betacaroteno y resistente a enfermedades.

Sudáfrica

Sudáfrica, el único país de África que cultiva transgénicos de uso alimentario a nivel comercial, ha llevado a cabo exitosas pruebas de campo con maíz transgénico tolerante a sequía y resistente a plagas. Las semillas fueron desarrolladas por el proyecto del “Maíz Eficiente en el Uso de Agua para África” (WEMA), una asociación público-privada internacional. Las semillas se dan gratis a pequeños agricultores sudafricanos, que comenzaron la producción comercial en 2016.

También hay investigadores trabajando con mandioca para mejora en contenido de almidón; algodón resistencia a insectos y tolerante a herbicidas; papa resistente a plagas; caña de azúcar para producción de azúcar alternativo; y sorgo biofortificado.

Tanzania

Tanzania está llevando a cabo ensayos de campo con maíz GM tolerante a sequía (que mostró resultados positivos) y resistente a insectos – habría una posible comercialización en 2021 si las regulaciones de responsabilidad de la Ley de Bioseguridad son enmendadas por el Parlamento. “El gobierno tiene la intención de revolucionar la agricultura mediante la introducción de cultivos biotecnológicos para mejorar la calidad de los rendimientos… el país tiene la capacidad necesaria para la investigación en cultivos transgénicos”, dijo Forens Turuka, Secretario Permanente de Agricultura y Seguridad Alimentaria.

Uganda

Uganda ha realizado pruebas de campo con 15 cultivos transgénicos, incluyendo plátanos biofortificados y resistentes a enfermedades; camote resistente a plagas; yuca resistente a virus; papas resistentes a enfermedades; arroz con uso eficiente de nitrógeno; algodón Bt y maíz tolerante a sequía.

La comercialización está pendiente de una Ley de Bioseguridad, que ha sido retrasada por ONGs anti-biotecnológicas. El presidente de Uganda, Yoweri Museveni, pidió al parlamento “modernizar su pensamiento” hacia la nueva tecnología científica, incluida la biotecnología.

Zambia

Zambia se ha opuesto por largo tiempo al cultivo e importación de transgénicos – incluso al punto de rechazar donaciones de maíz GM en momentos de gran hambruna por presión de ONGs ambientalistas; pero eso está cambiando. En abril de 2016, el supermercado sudafricano Shoprite comenzó a importar alimentos que contenían OGMs a sus tiendas en Zambia. “Reconocemos que la biotecnología moderna ha avanzado en todo el mundo y como nación, no podemos permitirnos ignorar los beneficios de esta tecnología”, dijo el ministro de Educación Superior, Michael Kaingu, al Parlamento en diciembre de 2015.

Zimbabue

Zimbabue ha realizado trabajos experimentales con maíz y algodón Bt, sin embargo, tiene una política restrictiva que prohíbe tanto la liberación comercial como la importación de cultivos transgénicos. Esto último ha causado que el gobierno rechace donaciones de maíz transgénico ante las hambrunas que el país ha pasado en los últimos años debido a fuertes sequías que han devastado los rendimientos agrícolas.