OMS y FAO: Es poco probable que el glifosato cause cáncer

portada-noticia

El herbicida glifosato, usado de forma extendida en la agricultura y la jardinería, probablemente no causa cáncer, de acuerdo a una nueva revisión de seguridad realizada por expertos sanitarios, alimentarios y agrarios de Naciones Unidas (ONU).

En un comunicado que probablemente intensificará la polémica sobre su supuesto potencial impacto en la salud, expertos de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) -ambos organismos de la ONU- dijeron que “es improbable que (el glifosato) represente un riesgo carcinógeno para los humanos” si se ven expuestos a través de la comida.

Tras revisar las pruebas científicas, el comité conjunto OMS/FAO dijo también que es improbable que el glifosato sea genotóxico para los humanos. En otras palabras, hay pocas posibilidades de que el herbicida tenga un efecto dañino en el material genético de las células.

“En vista de la ausencia de potencial carcinogénico en roedores a dosis relevantes en humanos y la ausencia de genotoxicidad por vía oral en mamíferos, y teniendo en cuenta la evidencia epidemiológica de las exposiciones ocupacionales, la reunión concluyó que es poco probable que el glifosato suponga un riesgo carcinogénico para los los seres humanos por la exposición a través de la dieta”, dijo el comité.

El grupo reafirmó una ingesta diaria admisible (IDA) de hasta 1 miligramo de glifosato por cada kilogramo de peso corporal.

¿Contradictorio?

Las conclusiones parecen contradecir un comunicado de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), un organismo de la OMS con sede en Lyon, que aseguró en marzo del 2015 que el glifosato es “probablemente” carcinogénico en humanos y lo clasificó como un carcinógeno del Grupo 2A (junto a productos como el  mate caliente o actividades como el trabajo de peluquería).

Siete meses después de la revisión de la IARC, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), organismo independiente financiado por la Unión Europea, publicó una evaluación diferente, diciendo que “es poco probable que [el glifosato] suponga un riesgo carcinogénico para los humanos”.

Otras instituciones que re-evaluaron la revisión de la IARC y concluyeron lo mismo que la EFSA incluyen a la Agencia Canadiense de Reglamentación de Gestión de las Plagas (PMRA), el Instituto Federal Alemán de Evaluación de Riesgos (BfR), y recientemente la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) – esta última ha evaluó por primera vez el glifosato en 1986 y lo ha revisado varias veces desde entonces, concluyendo que tiene “baja toxicidad para los seres humanos”.

Además, de los 4 programas que han evaluado la seguridad el glifosato,  la IARC es el único que ha arribado a la conclusión de que el herbicida mencionado es “probablemente carcinogénico”.

imagen-grafico

En un documento de preguntas y respuestas emitidas con la declaración conjunta de la FAO/OMS, la OMS negó que las conclusiones de este grupo mixto y las de la IARC fueran contradictorias. Dijo que eran “diferentes, pero complementarias”, con la evaluación de la IARC centrada en el peligro (hazard) mientras que el otro analizó el riesgo (risk).

“La IARC revisó estudios publicados para identificar potenciales peligros de cáncer”, dijo la OMS. “No estimó el nivel de riesgo para la población asociada a la exposición al peligro.”

En contraste, dijo, el Comité Mixto de la FAO/OMS revisó estudios publicados y no publicados para evaluar el riesgo para la salud de los consumidores por la exposición alimentaria a residuos del herbicida en los alimentos.