10 hechos sobre los transgénicos en sus primeras dos décadas de comercialización

hechos-sobre-los-transgenicos-en-sus-primeras-dos-decadas-de-comercializacion

El mes pasado publicamos un comunicado de prensa sobre el informe “20 años de comercialización de cultivos transgénicos en el mundo (1996 – 2015) y cultivos transgénicos destacados en 2015” elaborado por el Servicio Internacional de Adquisición de Aplicaciones de Agrobiotecnología (ISAAA, por su sigla en inglés). En esta publicación se detalla la situación mundial de los cultivos transgénicos durante 2015 y los principales hechos ocurridos en los últimos 20 años en el desarrollo y etapa comercial de estos cultivos. Aquí les brindamos la traducción de los 10 principales hitos que se desprenden del informe:

HECHO Nº 1: 2015 ha marcado el vigésimo año de comercialización exitosa de cultivos genéticamente modificados (GM). Una superficie acumulada sin precedente de dos mil millones de has, equivalente al doble de la superficie terrestre de los EE.UU. (937 millones de has) fueron cultivadas globalmente en 28 países anualmente, en el periodo 1996-2015; los beneficios que han representado para los agricultores se estiman de manera conservadora en más de 150 mil millones de US$. Unos 18 millones de agricultores que desean evitar riesgos para sus cultivos, se han beneficiado de estas variedades GM. Es de destacar que el 90% de los mismos fueron agricultores pequeños, con recursos limitados en países en vías de desarrollo.

HECHO Nº 2: Avances en la adopción en los primeros 20 años. Continuando con un destacable período de 19 años de crecimiento anual consecutivo desde 1964 a 2014, la superficie anual global de cultivos GM alcanzó un máximo de 181,5 millones de has en 2014, comparado con 179,7 millones de has en 2015 equivalente a una disminución marginal de 1,0 % de 2014 a 2015. Algunos países incrementaron sus siembras totales mientas que otros la redujeron debido principalmente a los bajos precios actuales de los productos agrícolas; esta reducción de la superficie probablemente se corregirá cuando los precios de estos productos mejoren. La superficie global de cultivos GM aumentó 100 veces desde 1,7 millones de has en 1996 a 19,7 millones de has en 2015, convirtiendo a los cultivos GM en la tecnología agrícola de más rápida adopción en tiempos recientes.

HECHO Nº 3: Por 4º año consecutivo, los países en vías de desarrollo sembraron más cultivos GM. En 2015, agricultores de Latinoamérica, Asia y África sembraron colectivamente 97.1 millones de has, el 54% de la superficie global de 179.7 millones de has biotecnológicas (frente al 53% en 2014) comparado con los países industriales con 82,6 millones de has 0 46% (47% en 2014); es probable que esta tendencia continúe. De los 28 países que sembraron cultivos GM en 2015, la mayoría, 20, fueron países en vías de desarrollo y 8 países industriales.

HECHO Nº 4: Cultivos con caracteres apilados representaron el 33% de las 179,7 millones de has globales. Los caracteres apilados son preferidos por los agricultores de los 3 cultivos GM más importantes. Los caracteres apilados aumentaron desde 51,4 millones de has en 2014 a 58,5 millones en 2015 – un incremento de 7.1 millones de has equivalente a un 14%. 14 países sembraron caracteres apilados con dos o más caracteres en 2015, de los que 11 eran países en vías de desarrollo. Vietnam sembró maíz Bt/HT, su primer cultivo GM, en 2015.

HECHO Nº 5: Puntos destacados en países en vías de desarrollo en 2015. Latinoamérica cultivó la superficie mayor, con Brasil a la cabeza seguido de Argentina. En Asia, Vietnam sembró por primera vez y la voluntad política en Bangladesh permitió la plantación de berenjena Bt e identificó el arroz dorado, una papa GM resistente a hongos y algodón Bt como futuros objetivos biotecnológicos. Filipinas ha cultivado maíz GM con éxito durante 13 años y está apelando una decisión reciente del Tribunal Supremo sobre cultivos GM, mientras que Indonesia está próxima a sembrar una caña de azúcar tolerante a la sequía desarrollada localmente.

China continúa beneficiándose del algodón Bt (18 mil millones de US$ de 1997 a 2014) y es de destacar la reciente oferta de ChemChina para adquirir Syngenta. En 2015, India se convirtió en el primer productor de algodón del mundo, a lo que el algodón Bt hizo una aportación significativa – los beneficios para el periodo 2002-2014 se estiman en 18 mil millones de US$.

África hizo progresos a pesar de una devastadora sequía en África del Sur que resultó en reducción del plan de siembras en unas 700,000 has en 2015, una disminución enorme del 23%. Esto subraya una vez más la amenaza vital que la sequía representa en África donde afortunadamente, la introducción del maíz GM tolerante a sequía del proyecto WEMA está previsto para 2017. Sudán incrementó la superficie de algodón Bt en un 30% hasta las 120.000 has en 2015, mientras que diversos factores impidieron una superficie mayor en Burkina Faso. En 2015, 8 países africanos hicieron ensayos de campo con cultivos GM prioritarios para África, el penúltimo paso previo a la aprobación final.

HECHO Nº 6: Acontecimientos más importantes en los EE.UU. Se han realizado progresos en muchos frentes, incluyendo varias “primeras” aprobaciones y comercialización de productos GM “nuevos”, tales como las papas INNATE™ y las manzanas Arctic®; comercialización del primer cultivo no transgénico de genoma editado, la SU Canola™ tolerante a herbicida; la primera aprobación de un producto alimentario animal, un salmón GM para consumo humano; y el uso creciente en I+D de una potente tecnología de edición del genoma llamada CRISPR (Repeticiones Palindrómicas Cortas Agrupadas y Regularmente Interespaciadas); alta adopción del maíz GM tolerante a la sequía (ver más abajo); Dow y DuPont se fusionaron para constituir DowDuPont.

HECHO Nº 7: Alta adopción del primer maíz tolerante a sequía sembrado en los EE.UU. El maíz GM DroughtGuard™, sembrado por primera vez en los EEUU en 2013, se incrementó 15 veces, de 50.000 has en 2013 a 810.000 en 2015, reflejando así la aceptación por los agricultores. El mismo evento ha sido donado a la asociación público-privada WEMA (Maíz tolerante a la sequía para África), dirigido a la introducción de maíz tolerante a sequía en países seleccionados de África en 2017.

HECHO Nº 8: Estado de los cultivos biotecnológicos en la Unión Europea (UE). Los mismos cinco países de la UE sembraron 116.870 has de maíz Bt, un descenso del 18% respecto a 2014. La superficie disminuyó en todos los países debido a diferentes factores, incluyendo una menor superficie de maíz y mayores exigencias burocráticas de informes a los agricultores.

HECHO Nº 9: Los beneficios de los cultivos biotecnológicos. Un meta-análisis global de 147 estudios durante los últimos 20 años, informa que “como media, la adopción de la tecnología GM ha reducido el uso de pesticidas químicos en un 37%, incrementado el rendimiento de los cultivos en un 22% y los beneficios de los agricultores en un 68%”. (Qaim et al, 2014). Estos datos confirman los resultados de otros estudios globales (Brookes et al, 2015). De 1996 a 2014, los cultivos GM han contribuido a mejorar la seguridad alimentaria, la sostenibilidad ambiental y mitigación del cambio climático: aumentando la producción de alimentos por un valor estimado de 150 mil millones de US$; proporcionando un mejor medio ambiente al reducir el uso de pesticidas en 584 millones de Kg de materia activa; solo en 2014 reduciendo las emisiones de CO2 en 27 mil millones de Kg, equivalente a reducir un año el parque automovilístico en 12 millones de coches; conservando la biodiversidad ahorrando 152 millones de has de tierra de 1996 a 2014; y ayudaron a mitigar la pobreza de unos 16,5 millones de pequeños agricultores y sus familias por un total de 65 millones de personas que se encuentran entre las más pobres del mundo.

Los cultivos GM son esenciales pero no son una panacea – la adopción de buenas prácticas agrícolas tales como la rotación de cultivos y el manejo de resistencias son un imperativo tanto para los cultivos GM como para los convencionales.

HECHO Nº 10: Perspectivas futuras. Tres aspectos merecen considerarse. En primer lugar, la alta adopción (90-100%) de los cultivos GM aprobados en los mayores mercados biotecnológicos actuales, deja poco espacio para el crecimiento; sin embargo, existe un potencial significativo en otros países “nuevos” para determinados productos, tales como el maíz GM, que tiene un potencial de al menos 100 millones de has a nivel global – 60 millones de has en Asia (35 millones solo en China) y 35 millones de has en África.

En segundo lugar, hay más de 85 productos nuevos potenciales en fase de desarrollo actualmente en fase de ensayos de campo avanzado, el penúltimo paso antes de su aprobación. Estos nuevos productos incluyen el maíz tolerante a sequía de WEMA cuya introducción en África se espera para 2017, el arroz dorado en Asia, plátanos fortificados y caupí resistente a insectos que son prometedores en África. Institucionalmente, las asociaciones público-privadas (PPP) han tenido éxito en desarrollar y poner a disposición de los agricultores productos aprobados.

En tercer lugar, la llegada de cultivos editados genéticamente puede ser el mayor desarrollo identificado por la comunidad científica actual. Una aplicación reciente es la potente tecnología denominada CRISPR. Muchos observadores informados creen que la edición génica ofrece un conjunto adecuado y potente de ventajas competitivas significativas respecto a los cultivos convencionales y transgénicos en cuatro áreas: precisión, rapidez, coste y regulación. A diferencia de la costosa regulación que actualmente se aplica a los transgénicos, los productos editados genéticamente se prestan a una regulación acorde a sus objetivos, basada en la ciencia, proporcional y no costosa. Se ha propuesto una estrategia de futuro (Flavell, 2015) combinando la troika de los transgenes, la edición del genoma y los microorganismos (el uso de microbiomas vegetales como nueva fuente de genes adicionales para modificar los caracteres de las plantas) para incrementar la productividad de los cultivos, en forma de “intensificación sostenible” que pueda a su vez contribuir de manera viable al noble y esencial objetivo de la seguridad alimentaria y la reducción del hambre y la pobreza.