El caso del gen viral oculto en los cultivos transgénicos

El 21 de enero de 2013, el sitio web Independent Science News publicó un artículo titulado “Reguladores descubren un gen viral oculto en cultivos transgénicos comerciales” escrito por Jonathan Latham y Allison Wilson.

El artículo se basa en un trabajo publicado en la revista científica GM Crops & Food (Podevin & Jardin 2012) titulado “Possible consequences of the overlap between the CaMV 35S promoter regions in plant transformation vectors used and the viral gene VI in transgenic plants” (“Posibles consecuencias de la superposición  entre regiones del promotor CaMV 35S en vectores de transformación de plantas y el gen viral VI en plantas transgénicas”).

Es sabido que el promotor CaMV 35S se sobrepone con un fragmento del gen VI en el genoma del virus del mosaico de la coliflor. A su vez, existen distintas construcciones genéticas del promotor CaMV 35S, las cuales poseen asociados distintas porciones de secuencia genética del fragmento del gen viral VI (343, 527, 941 y 1329 pares de base). El objetivo de los autores (Podevin & Jardin 2012) fue evaluar por medio de técnicas de bioinformática si las distintas porciones de secuencia genética del fragmento del gen viral VI no funcionales presentes en las distintas construcciones genéticas del promotor CaMV 35S podrían contener información para producir proteínas funcionales o no.

Los autores del blog anti-transgénicos además aprovecharon de poner en duda de la capacidad y confiabilidad de la EFSA, Patrick du Jardin (uno de los autores del trabajo científico) es miembro del Panel de evaluación de transgénicos de la Autoridad Europea para la Seguridad de los Alimentos (European Food Safety Authority – EFSA) y Nancy Podevin (el otro autor), un ex miembro de la EFSA.

Análisis:

1.- El artículo de Latham y Wilson que apareció el Independent Science News es un blog anti-transgénicos y no una publicación científica revisada por pares. Afirmar que la secuencia del promotor 35S utilizado en los cultivos transgénicos “no es segura para consumo humano” no se condice con el artículo original (Podevin & Jardin 2012), el cual en realidad señala que luego de analizar en detalle la secuencia genética del promotor CaMV 35S, no hay elementos presentes que sean similares a elementos que den origen a proteínas tóxicas y/o alergénicas. Los autores del blog malinterpretaron el trabajo científico.

2.- EFSA emitió un comunicado, el 22 de enero de 2013, como una respuesta al artículo de prensa, diciendo que “Los datos presentados en la publicación científica (…) no representan un nuevo hallazgo en la evaluación de riesgos de los cultivos transgénicos ni tampoco sugieren preocupaciones sobre la inocuidad de los cultivos transgénicos evaluados previamente” (http://www.efsa.europa.eu/en/faqs/faqinsertedfragmentofviralgeneingmplants.htm).

3.- No hay nada “oculto” o tóxico relacionado con el promotor 35S, el cual ha sido utilizado de forma segura durante décadas para controlar la expresión de los genes introducidos en plantas transgénicas. Desde comienzos de los años 80 se ha analizado detalladamente la secuencia genética del promotor CaMV 35S (Franck et al., 1980; Guilley et al., 1982; Condit et al., 1983; Turner et al., 1996; Podevin & Jardin 2012).

4.- EFSA declaró que “Todas las evaluaciones de cultivos transgénicos realizadas por EFSA desde su creación en 2002, que contienen el fragmento insertado del gen viral en cuestión, han considerado un análisis detallado de su secuencia genética y su función. Esas evaluaciones además han incluido el análisis de la gran cantidad de datos requeridos por la propia EFSA para evaluar el potencial de efectos no deseados. En todas las evaluaciones no se identificaron problemas de seguridad en relación con la secuencia del fragmento insertado del gen viral y el potencial para efectos no deseados”.

5.- El virus del mosaico de la coliflor (de donde se obtiene el promotor CaMV 35S) existe en la naturaleza e infecta de forma natural vegetales pertenecientes a la familia de las crucíferas como la coliflor, repollo, brócoli, col de Bruselas, etc. De esta forma, los consumidores han estado comiendo durante siglos cultivos que contienen el virus del mosaico de la coliflor completo con todos sus genes funcionales, sin existir preocupaciones o efectos adversos a la salud.

7.- La evaluación de riesgos de los cultivos transgénicos realizada por la EFSA es el procedimiento de autorización de cultivos, basado en ciencia, más estricto del mundo. Este estudio es sólo una pequeña parte de lo que es un exhaustivo y complejo proceso de evaluación.

8.- Los consumidores pueden estar confiados de la seguridad de los cultivos transgénicos disponibles comercialmente:

  • En los últimos 25 años, la Comisión Europea ha financiado más de 130 proyectos de investigación con participación de 500 grupos de investigación independientes que no han encontrado riesgos de los cultivos transgénicos distintos para el medio ambiente o la cadena alimentaria que los riesgos de los cultivos y plantas convencionales.
  • Casi tres trillones de comidas conteniendo ingredientes derivados de cultivos transgénicos han sido consumidas en el mundo sin existir un solo caso confirmado de algún efecto adverso a la salud.

Referencias:

Condit C, Hagen TJ, McKnight TD, Meagher RB. Characterization and preliminary mapping of cauliflower mosaic virus transcripts. Gene. 1983;25(1):101-8.

Franck A, Guilley H, Jonard G, Richards K, Hirth L. Nucleotide sequence of cauliflower mosaic virus DNA. Cell 1980; 21(1):285-94.

Guilley H, Dudley RK, Jonard G, Balàzs E, Richards KE. Transcription of Cauliflower mosaic virus DNA: detection of promoter sequences, and characterization of transcripts. Cell. 1982;30(3):763-73.

Podevin N, du Jardin P. Possible consequences of the overlap between the CaMV 35S promoter regions in plant transformation vectors used and the viral gene VI in transgenic plants. GM Crops Food. 2012; 3(4):296-300.

Turner DS, McCallum DG, Covey SN. Roles of the 35S promoter and multiple overlapping domains in the pathogenicity of the pararetrovirus cauliflower mosaic virus. J Virol 1996; 70(8):5414-21.